Rock and Roll Madrid Maratón 2013

“Ninguna acción terrorista me va a hacer cambiar de opinión. En memoria de las víctimas del maratón de Boston llevaré un lazo negro en mi dorsal. Correré por ellos.”
Pues llegó el tan ansiado día. Han sido cuatro meses de preparación, cuatro meses de llegar cansado a casa del trabajo, y a pesar de eso, salir a entrenar. Me he mojado, he pasado frío, he sufrido molestias, pero nada de eso me ha impedido salir a hacer los entrenos con la ilusión de ver cumplido un sueño que tenía desde niño: pasar bajo la meta de un maratón. Van a ser 42,195 metros de sufrimiento, sobre todo a partir del kilómetro 30, que es lo máximo que he corrido en mi corta vida de corredor popular, pero espero salvarlo con mi fe a prueba de bombas y la inestimable ayuda de mis compañeros de club (gracias a Hugo, Carlos y José Miguel) que me van a acompañar durante todo el recorrido y que cuando me fallen las fuerzas ellos harán todo lo posible para que no me venga abajo. También gracias al resto de componentes del CD Running Humanes de Madrid, que me animaron a inscribirme allá por el mes de diciembre de 2012 y, que aún sabiendo que era una locura, me puse el mundo por montera y acepté el reto. Han sido cuatro meses siguiendo un plan de entrenamiento de Runners World para acabar el maratón, en principio sin tiempo, aunque con la vena competitiva que siempre he tenido, mi reto es terminar por debajo de 4 horas, aunque sea 3,59. Todo lo que sea colocar el guarismo 3 en vez del 4, para mí será doble éxito: terminar y hacerlo sub 4.
En fin, ya leereis la crónica de la carrera y os enterareis de todo lo que ha pasado en tan importante día para mí. Deseadme suerte por redes sociales y podeis enviarme vuestros mensajes de ánimo, que los leeré todos. Gracias anticipadas.

Deja un comentario